CONSEJOS PARA OPOSITAR EN VERANO (SIN MORIR EN EL INTENTO)

libros-verano-UNIR-925x535

Si crees que es imposible estudiar en verano, te damos unos consejos prácticos para que te resulte más fácil

Llega el verano y yo tengo que estudiar, estoy opositando, y además tengo los exámenes a la vuelta de la esquina. ¡Es imposible! Mantener el ritmo, la motivación y el esfuerzo intacto es una prueba insuperable… ¡Estás confundido! Por supuesto que se puede, combinar estudio y diversión es posible, simplemente tienes que planificarte, tener nuevos hábitos y, sobre todo, respetarlos.

Realmente, estudiar en verano, y más una oposición en la que te juegas el esfuerzo de tanto tiempo, puede resultar una labor tremendamente difícil, pero no debe serlo, porque debes tener muy claro que tu objetivo es el mismo en invierno y en verano, con frío y con calor. No debes echar por tierra tanto esfuerzo porque el termómetro haya decidido subir unos grados o porque los demás se hayan vuelto locos y hayan pensado que tienen que salir de casa corriendo como si hubiera una plaga de termitas.

Busca las mejores condiciones y el mejor ambiente, háztelo fácil

Normalmente, el verano conlleva que en tu casa si es el lugar en el que estudias habitualmente haga más calor, haya más jaleo, el ambiente que rodea a todos los demás es el veraniego. Eso te puede influir negativamente, no sólo porque impidan que te concentres en el estudio, sino porque pueden hacer que tu moral se tambalee y que te veas como “el bicho raro de la familia”. Si crees que es conveniente, busca bibliotecas, salas de estudio, o por qué no, la casa de ese amigo que se va de vacaciones y la deja para ti, o estudia con otros opositores o estudiantes que estén en tu misma situación.

Estudiar con calor no es recomendable, es importante que la habitación en la que estudies tenga las condiciones adecuadas de temperatura, esté ordenada y tenga todo lo que necesites para el estudio a tu alrededor, no eches en falta ni ese boli de colores que tanto te gusta. Debes elegir el momento del día en que estés más despierto y puedas sacar mayor rendimiento; quizás debas buscar las horas en las que mejor es la temperatura, por ejemplo a primera hora de la mañana o por la noche. De esta forma durante el día puedas destinar ratitos a descansar y disfrutar del verano, piscina, playa, amigos, salidas o excursiones.

El entorno familiar y personal en general es fundamental

Es importante que tu familia, amigos, pareja, en general todos los que te rodean sean conscientes de tu situación: deben conocer que tu prioridad este verano es estudiar. Y si es necesario recuérdaselo cuantas veces sea necesario, cuando el jaleo y ruido en casa te impidan concentrarte o cuando los amigos insistentemente te hagan partícipes de sus planes. Ahora tú eres el único que puede controlar tu tiempo, que los demás sólo te hagan partícipe en tus ratos libres.

¿Qué no puedes hacer lo mismo que los demás? Claro que sí, pero a tu ritmo…

¿Quién ha dicho que no puedes disfrutar del verano? Claro que puedes, pero a otro ritmo, a tu ritmo. No sólo es importante que busques tus horas de ocio, sino que es necesario que así sea, si combinas trabajo y descanso vas a estar mucho más satisfecho y no vas a tener cargos de conciencia por no poder cumplir con todos. Además, divertirte te ayudará a desconectar, cargar pilas y volver al estudio con más ganas y fuerza.

También es importante que compartas con otros opositores tus inquietudes. La salida de la academia puede ser un buen momento para estar con ellos, charlar, poner en común lo que os preocupa y sobre todo darte cuenta de que no eres el único que este verano no va a tener vacaciones, te darás cuenta de que hay mucha más gente en tu situación.

En principio no pasa nada porque te escapes algún día, disfrútalo y vuelve como si hubieras dado la vuelta al mundo. Pero si tienes la oposición a la vuelta del verano, quizá sea mejor que esto ni te lo plantees, confórmate con tener tus ratos libres diarios y no rompas el ritmo con largas escapadas, quizás volver a la rutina del estudio te costará mucho más. Tú mismo eres consciente de que no estás en condiciones de perder ni un momento, piensa en todos los veranos que te esperan cuando la plaza sea tuya, ahí vas a tener todos tus días de vacaciones intactos para hacer lo que más te gusta y recuperar el tiempo, no perdido, sino que has invertido para llegar a esa meta. Al final, que es un verano en todos los veranos de tu vida.

¡NOSOTROS NO CERRAMOS!

Fuente: https://www.veropo.com/consejos-para-opositar-en-verano/

Opovictor, tu Academia de Oposiciones

Si deseas obtener más información, en Opovictor te ponemos al día de todo lo que necesitas conocer sin ningún tipo de compromiso y, además, te informaremos de otras novedades. Ponte en contacto con nosotros a través del teléfono 922 24 21 22o / 922 20 00 48 o de nuestro correo electrónico información@opovictor.es. También estamos a tu disposición en la C/ Buenaventura Bonnet, 19-21 38008 en Santa Cruz de Tenerife , y a través de nuestro formulario web